El mandato de negociación de los futbolistas

0
864

El mandato que dan los clubes simplemente es una orden dada por alguien con autoridad dentro del club a una persona u organización con la intención de que pueda presentar, prospectar o referir a un futbolista determinado. Este mandato es usualmente entregado con un periodo de tiempo específico

Las implicaciones que tiene este documento son muy importantes al momento de una negociación pues si bien no existe un mecanismo universal para negociar, esta autorización sirve como herramienta fundamental para todo este proceso. Como todos sabemos, una herramienta como un martillo en las manos adecuadas puede crear verdaderas soluciones a las necesidad de un usuario pero también es cierto que en las manos de inexpertos puede convertirse en una arma peligrosa para los dedos y hasta la vida.

En FÚTBOL MAN se ha desarrollado un trabajo de años para perfeccionar la negociación mediante los mandatos que nos entregan los clubes. Su dominio no es algo que se pueda improvisar fácilmente pero la necesidad de conocer y manejar el tema es un requisito especial si se quiere que una negociación tenga éxito.

Es así que para el éxito en una negociación, esta herramienta debe ser muy bien utilizada tanto por el otorgante (club o empresario) como el receptor (agente u organización), caso contrario iremos directo al fracaso como en el ejemplo anterior del martillo, donde tanta culpa tiene del daño el que entrega el martillo a alguien que no sabe cómo utilizarlo, como el que lo utiliza sin saber como hacerlo.

Por eso es que para otorgar y recibir un mandato se debe seguir las siguientes recomendaciones:

Para el otorgante del mandato:

  1. Averigüe el prestigio del agente o la organización a la que va a entregar el mandato. Será siempre recomendable poner el nombre del directivo de más alto rango en la organizaciónporque frecuentemente puede ser él mismo que le acompañe al momento de cerrar la negociación.
  2. Emitir varios mandatos sobre un mismo futbolista. Esta acción que parece inofensivatermina quitándole prestigio al futbolista y evidenciando su necesidad de vender. Recuerde la Ley de la Oferta y la Demanda que nos dice que a mayor oferta menor es el precio. Si el club nota que usted oferta con muchas personas el mismo futbolista, se encontrará que solicitarán grandes rebajas sobre el precio que se pretende vender.
  3. Mantenga una comunicación exclusiva y constante con el propietario del mandato, para estar constantemente informados sobre las novedadesporque es muy común que se filtre información o también se genere información falsa que podría afectar las negociaciones.
  4. Siga los lineamientos de una negociación, si usted entregó un mandato a una organización es porque usted confía plenamente en ellos, por lo mismo le deben guíar acerca de qué responder, cómo hacerlo, en qué momento y de qué forma cuando el club empiece con los acercamientos. Una organización responsable le dará todos estos lineamientos al momento o antes de pedir el mandato, de forma que si usted no los sigue, la negociación puede terminar con un desenlace no deseado.
  5. No siga caminos cortos. A menudo existen personas que le pueden contactar diciendo que ellos tienen los contactos precisos para hacer una buena negociación o que pueden agilizar el proceso Sencillamente tomar estos caminos han sido por décadas las peores decisiones para un club y para el futbolista, hay miles de casos donde negociaciones muy factibles terminaron siendo un desperdicio de tiempo y dinero, sólo por la codicia y la impaciencia.
  6. Una buena organización le pedirá el mandato sobre un futbolista al menos 6 meses antes, es más, esta anticipación le puede servir para identificar que negociador es serio y cuál no, ya que todo lo hecho a última hora sale mal. Recuerde usted cuántas horas dura una buena cocción de un pavo en noche buena, de la misma forma que si quiere tener buenos resultados hay que preparar la negociación con el tiempo necesario.
  7. La PEOR exigencia que se puede tener al momento de entregar un mandato es solicitar al club interesado que envié una intención de compra o interés de un futbolista, y es que para comprender mejor lo equivocado de esta exigencia basta con un ejemplo: Supongamos que poseemos un terreno bien ubicado en alguna parte de la ciudad con un potencial de alta plusvalía ¿qué pasaría si uno de los consorcios más grandes de arquitectos de la ciudad le llama o envía un email diciendo que está interesado en su terreno? Sin lugar a duda usted se pone a consultar cuál es el valor de su terreno y revisa quién es el interesado. Luego de realizar una investigación se da cuenta de lo que su terreno vale y que este consorcio tiene mucho dinero, así que tiene la “genial idea” de poner un precio más elevado al valor real porque se imagina que esta persona está necesitada o que le urge conseguir este terreno que es estratégico para ellos y que tienen el dinero para costear esa inversión, pero lo cierto es que el consorcio sabe muy bien cuánto cuesta el terreno (por algo es un consorcio grande) y nota su ambición y mejor busca a su vecino que quizás con más sensatez venda su terreno a un precio justo. Ahora si usted analiza el motivo de su codicia fue porque ellos le contactaron primero, esa es la regla que sabe todo negociador que dice: Si alguien está interesado en algo, NO LO DEMUESTRE. Los clubes que pueden estar interesados en su futbolista no van a dar el primer paso porque saben como reaccionan los equipos cuando a otro le llama la atención un jugador.Ellos esperaran a que la persona correcta venga a hacerles la propuesta adecuada, que será con tiempo, con reglas claras y con la seriedad exigida por el club.

Para el receptor del mandato:

  1. Utilice esta herramienta con la importancia que amerita. Es muy común ver que este documento se lo utiliza como una carta arrugada entre muchas hojas más. Esto representa muchas cosas pero primero muestra una falta de respeto, además la poca importancia que le estamos dando al principal material de nuestra negociación, cosa que el club que recibe la oferta no pasará por alto esta acción y su simple percepción se verá como una debilidad de la organización o del agente.
  2. Ahora bien, si el mandato se presenta de forma electrónica, debemos tener en cuenta que este debe ser enviado desde un correo electrónico corporativo como por ejemplo agente123@futbolman.com, evitando así el uso de servidores como hotmail, yahoo, gmail, etc. que lo único que hace es perder credibilidad con el cliente.
  3. Si el que porta el mandato no es el propietario, debe existir adjunto a este documento una acreditación específica, que le habilite hacer uso del mismo para que proceda con la negociación. Esto mostrará que usted pertenece a una organización que conoce sobre asuntos administrativos y tendrá una buena aceptación.
  4. Siga los lineamientos de una negociación. Si usted fue autorizado a realizar un acercamiento,revise todos los procedimientos y manuales que le fueron entregados.No improvise nada sin autorización, no señale plazos extras, rebajas, acuerdos o compromisos que no hayan sido previamente señalados.Esto puede terminar en una pérdida de la línea de trabajo y de estrategia. Lo mejor es estar en constante comunicación, realizando las respectivas consultas con el supervisor o jefe superior.
  5. No intente ganar protagonismo con el mandato, pues esto es visto por los negociadores como un comportamiento débil del ofertante y lo que se busca más bien es siempre resaltar la fortaleza de la organización.
  6. Tener comunicaciones directas con los clubes sin autorización puede ser la peor de las acciones, para que una negociación funcione adecuadamente es necesario que todo este correcto, una interpretación mal encaminada puede estropear un trabajo de meses con una rapidez increíble. Este problema se puede evitar muy fácilmente con una correcta organización.
  7. No ofrezca nada que no pueda cumplir, como por ejemplo: no podemos ofrecer, vender o comprar a un futbolista por un determinado precio. Tampoco podemos ofrecer rebajas o ganancias extras al inicio de un acercamiento, ya que todos estos ofrecimientos se analizan en el transcurso de la negociación y deben ser manejados con total cuidado e inteligencia para no terminar dañando todo el trabajo.

Ahora al final de esta publicación podemos darnos cuenta fácilmente que el tener un mandato es como tener un martillo, hay que saberlo entregar a las personas correctas y las personas que lo reciben deben hacer buen uso de esta herramienta si quieren crear algo de valor.

Dr. Ab Paulo César Morocho E
CEO Consultora de Fútbol Internacional L&M
Twitter: @drpauloconsul