El talento en la industria del fútbol

0
1110

T odos los años vemos talentos en todas las canchas del mundo, algunos son un deleite y otros son dignos de aplauso. Con YouTube casi a diario podemos ver a niños siendo verdaderos protagonistas de un espectáculo y no dejamos de imaginarnos que tal vez estemos presenciando el nacimiento de una nueva estrella  en el fútbol, lo cierto es que esa idea está muy muy lejos de lo que en realidad pueda suceder.

Un talento en cualquier área, es una ventaja con la que se nace y con la que podemos sobresalir sobre las otras condiciones de los seres humanos, pero apenas es el inicio y lo triste es ver como un talento se pierde en esta industria, cosa que nosotros vemos con mucha frecuencia analizar porque se pierde este talento será el propósito de esta publicación.

«Un talento sin la capacitación es un desperdicio que en esta industria la vemos a diario, por eso es que no nos sorprende el talento, lo que nos sorprende es el talento con deseos de capacitación.»

Para entender mejor un talento, es necesario que vayamos desde el comienzo, quién identifica a un talento?- muy a menudo son los padres que lo hacen, quizás algún familiar y al igual que todo el mundo su mente la ponen en el futuro, imaginándose al futbolista jugando en Europa y ganando millones de dólares, alzando copas mundiales y con una vida de ensueño, pero lo que ahora desconocen como será ese camino en los siguientes años.

Wall Street, New York, NY, United States of America

El primer error que se debe considerar es en la apreciación del futbolista. El camino es largo para llegar a ese sueño y en la actualidad el talento por si solo es  insuficiente, de modo que lo primero es pisar en terreno firme antes de saltar. A los talentos en el fútbol les suelo preguntar: Cómo se come un elefante?- muchos de los jóvenes o niños me responden de varias formas, pero casi ven que esa tarea es imposible, a lo que después de reírnos un poco les digo que: Se come bocado a bocado, esto significa que un animal tan grande como un elefante si puede ser comido pero con total perseverancia y entrega a ese propósito, quizás después de muchos años efectivamente se habrá comido al elefante y no será una ilusión sino una realidad por más loca que parezca, se comió un elefante!!

si es posible comer un elefante y si es posible ser una estrella del fútbol

Ahora que sabemos que el trabajo va a ser constante, lo siguiente es mirar quien realmente es el talento, a qué hago referencia con eso?- Bueno, en todos lados vemos a padres o familiares más emocionados que los propios futbolistas y esto está muy bien, salvo por el hecho de que ellos no van a jugar los partidos, el que lo hará es el futbolista que será el que soporte el gasto físico por años, el que sacrifique su juventud por una profesión en que madure antes de hora y el que sienta una presión cada vez más agotadora y consumidora en su diario vivir. Ahora el lector puede darse cuenta que no es un destino muy fantástico el que le espera al futbolista talentoso, una vida dura y de mucho esfuerzo, su tiempo de trabajo se estima de 23 años en un ritmo que requiere un gran esfuerzo físico y de mucha fuerza mental para sobrellevarlo. Muchos quizá en este punto se imaginarán que este futbolista se va a perder la salida con los amigos el fin de semana, los paseos familiares los domingos, las fiestas de la ciudad, acabar el colegio o ir a la universidad todo esto estará en un segundo plano dentro de la formación de un futbolista profesional.

Business Discussions

Generalmente al plantear este escenario muchos padres ven a sus hijos con una gran tristeza y empiezan a pensar que ese talento de hace poco, se convierte rápidamente en una maldición y que lo que quieren para su hijo es una vida tranquila y feliz, no una como la que explicamos a los padres, ni siquiera se pueden imaginar a su pequeño niño o adolescente esforzarse tanto. Sus rostros muy a menudo se vuelven largos y la mirada a su hijo o hija empieza a cambiar según transcurre la entrevista, es un escenario que lo hemos visto cientos de veces que es típico ya para nosotros. Ante esto no solemos decir absolutamente nada, porque suele ser tan conmovedor como desgarrador ver las caras de un padre o una madre en ese posible escenario.

Muchos padres optan de forma temprana, retirarse del lugar y llevar a su hijo de regreso a su vida normal, quizás jugando con sus amigos o disfrutando del placer de ganar un cotejo escolar, pero los que se quedan muestran en sus caras la determinación de continuar pero ya con otra realidad en su cabeza. Es en este punto en donde les pedimos que hablen con su hijo de una forma muy sincera y sin presiones acerca de si quiere jugar el fútbol de por vida o quiere hacer de ese juego una profesión, les recomendamos que esta conversación sea en varios momentos y de varias formas, en ninguna de ellas utilizando estrategias de engaño, amenazas o de situaciones que le infundan temor. Luego de estas conversaciones si aun lo desean, les pedimos que se contacten de nuevo para otra reunión.

No podemos dejar de pensar en tantos y tantos futbolistas que vieron en su talento una oportunidad de felicidad y lo que tristemente encontraron fue la causa de su infelicidad

Muchos lectores dirán que estamos perdiendo una oportunidad por no canalizar adecuadamente a un futbolista, otros un poco más conscientes dirán que si no lo apoyamos nosotros otros lo harán pero lo cierto es que la verdad de una profesión debe ser dicha en un inicio a cualquier precio y sin reparos.

El engaño a un niño o a un adolescente le dura poco cuando se da cuenta que el mundo no es como lo pintaron sus padres o el representante y lo que sobreviene en la mente de este futbolista es que es utilizado, que su talento es un calvario y una maldición, empieza a extrañar la cotidianidad de muchas vidas de adolescentes o niños a su edad, a lo que reacciona con ira  y rebeldía, ocasionando problemas familiares y al equipo de fútbol, algunos tan grandes que los separan de esta industria de por vida.

Ahora ante este escenario un poco lúgubre y triste existe desde luego un escenario exitoso, y este se da cuando al niño o adolescente le encaminamos de la manera correcta, que inicie con un juego y que si nota que le gusta el ritmo exigente podemos continuar, motivarle y que este guiado apropiadamente será el éxito para esta promesa. Hablarle con la verdad será una de las cosas que su representante o manager debe procurar mantener en toda esta vida para los que les guste esta profesión se puedan encarrilar de la forma adecuada y a los que no les gusta de una forma pronta y sin traumas retirarse de esta industria. De ahí la importancia de tener un buen manager de fútbol, la AGENCIA FÚTBOL MAN recomienda que a los futbolistas que tienen talento tengan un primer acercamiento con un manager de fútbol a la edad de 9 años, que se realice una reunión previa con los padres y que lo acompañe a sus juegos al menos unas 3 veces a ver como es su comportamiento antes de ofrecerle una propuesta en la industria del fútbol.

Podemos ser los mejores motivadores de una acción para un niño, pero solo él se quedará a vivir esa acción. Los padres, amigos, empresarios podemos estar a su lado, pero será su fortaleza la que luche día a día

London Street View.

Si es recomendado por el Agente, el siguiente paso será la capacitación necesaria para llegar a ser un profesional. Esto se logra de muchas formas, la más práctica es aprender lo que dicen empresas grandes como FÚTBOL MAN, por ejemplo en el libro La Guía del Futbolista, explica de forma detallada como convertirse en profesional. Un recurso muy valioso si no se tiene los recursos económicos suficientes ya que el libro a parte de ser de bajo precio es corto y muy directo para los talentos.

Dr. Ab Paulo César Morocho E
CEO Consultora de Fútbol Internacional L&M
Twitter: drpauloconsul